Centauros

La hermosa raza de los centauros habita en las regiones montañosas de Arcadia y Tesalia en Grecia.

No hay visión más impresionante que la de una tropa de centauros galopando por la ladera de una montaña, con las cabezas y troncos humanos a manera de mascarones sobre los poderosos cuerpos de caballo.

Su noble apariencia no concuerda con su carácter, y de esto se puede culpar a su linaje. Ixión, un redomado bribón, fue el padre de una rama de la familia, y Crono el de la otra. Sin embargo, los descendientes de Crono y su esposa Fílira, una hermosa ninfa marina, son de naturaleza muy diferente a la de los descendientes de Ixión.

Zeus invitó a Ixión al Olimpo para purificarle de sus pecados, pero Ixión respondió a su hospitalidad tratando de seducir a la diosa Hera. Ésta se le escapó transformándose en una nube e Ixión tuvo que satisfacer su deseo con Néfele, una nube creada por Zeus a semejanza de la diosa. De esta unión nacieron los primeros centauros.

Los centauros pronto demostraron que combinaban la fuerza de un semental con la codicia, la lujuria y la arrogancia de los hombres. Les gustaba beber vino tanto como perseguir jóvenes adolescentes, y les encantaban las peleas de borrachos. Hicieron gala de todas estas cualidades cuando irrumpieron en la boda de Pirítoo, hijo humano de Ixión, con Hipodamia.

Los centauros se emborracharon con el vino de la boda y trataron repetidamente de violar a la novia, hasta que Teseo y Pirítoo los expulsaron violentamente.

Los centauros solo eran leales a Eros, dios del Amor, y a Dioniso, dios del vino. Una cabalgata de centauros de parranda, con eros azuzándoles y Dioniso tambaleándose borracho en su carro, hace que todos los hombres prudentes encierren a sus esposas e hijas y atranquen las puertas de sus bodegas.

Los descendientes de Crono se mantuvieron apartados de estas francachelas. Crono y Fílira engendraron a Quirón, un centauro erudito que se encargó de la crianza y educación de muchos de los héroes griegos. Su descendencia llevó una vida sobria y estudiosa, en fuerte contraste con las bravuconerías, borracheras y escándalos de la otra rama de la familia.

Historias destacadas

Tellero Bo

+ Leer historia

Cada cual su botella

+ Leer historia

El último vuelo de Amelia Earthart

+ Leer historia

Publicidad